Medellín, Cra. 42 # 75 83 Autopista Sur, Itagüí | tel: (+4) 444 98 78 Cali, Calle 62 # 1N - 80 Al norte de Cali | tel: (+2) 387 76 30

COMUNIDAD IDEOLOGY

Las potencialidades de la casa unifamiliar

La casa suburbana puede ser un espacio de creación, pero los arquitectos deben saber recuperar esa posibilidad. Hablamos con el académico Luis Fernando Múnera sobre este espacio y su evolución.

Para su tesis de maestría en arquitectura, Luis Fernando Múnera presentó una investigación sobre La casa jardín. La arquitectura de Caputi & Uribe 1950-1965 (2012). En ella explora el concepto de diseño total que estos arquitectos antioqueños, formados en Estados Unidos, trabajaron como firma en Medellín y sus alrededores. Las casas unifamiliares de Caputi & Uribe eran construcciones inspiradas en las casas suburbanas californianas y dentro de ese ideal lograron proyectos donde el mismo concepto de diseño se percibía en el mobiliario, en las fachadas y en el jardín. “Había una integralidad, es decir, una conciencia desde la escala del objeto, como una silla, a la escala de la arquitectura y las calidades del paisaje que se relacionan y conforman un sentido total del diseño. Eso es algo muy interesante», afirma Múnera.

La casa suburbana desde ese entonces fue un sueño aspiracional de los nuevos profesionales, un símbolo de su éxito, y la posibilidad de contratar a estos arquitectos y permitirles firmar una obra era parte de ese lujo. Hoy la pandemia le ha agregado fuerza a esa idea de vivir en el campo y cada vez hay más interesados en construir hogares rodeados de verde, sin embargo, esto en vez de abrir a los arquitectos la posibilidad de trabajar  proyectos que planteen preguntas, muchas veces termina en la estandarización de diseños que responden más a la imagen de la casa suburbana tipo «cubo blanco» que al encuentro de una estructura formal que se adecue a los modos de vida, la maestría de la técnica o la conversación con el entorno.

Un sueño contradictorio

El aumento de la demanda en las casas campestres ha hecho que el sueño se desdibuje. “Lo que a veces encontramos es una contradicción. La mayoría de los seres humanos tienen un ideal de una casa aislada con un paisaje, pero la contradicción aparece cuando todos los ideales de casa se ponen juntos en una parcelación, entonces, el espacio no resiste que la sumatoria de libertades individuales se pongan juntas. Las personas acaban adquiriendo un lote en parcelaciones con restricciones en áreas y normativas, con los retiros muy próximos y empieza como una contradicción en la búsqueda de ese ideal, por eso hablo de contradicción, porque todos van a un sueño, pero a veces ese sueño no resiste que todos vayan juntos. Aparecen los linderos, las proximidades de los retiros y la anulación de las vistas. La arquitectura se anula a ella misma por la densidad. El ideal de casa suburbana totalmente rodeada de jardín y sin interrupciones visuales no es posible, a no ser que la persona tenga la posibilidad de efectivamente de estar en un terreno gigante y pueda tener un paisaje, algo que le pasa a una gran minoría”, explica Múnera.

Aunque se hablen de libertades individuales y sueños particulares, los clientes terminan cayendo en la uniformidad, ya sea porque sus posibilidades se reducen, porque hay desconocimiento o simplemente por seguir las modas, que por ser populares no son necesariamente buenas. Para Múnera, el desafío del arquitecto es poder recuperar ese estatus que tenían en su momento Caputi & Uribe, que les otorgaba libertad de creación, y la forma de hacerlo puede ser volver a manejar un lenguaje específico de la disciplina. “Es muy importante la formación de público, establecer un diálogo en dos direcciones sin imposiciones, porque ante todo es un servicio para una persona que tiene una necesidad. El arquitecto debe entender su posición de ayudarle al cliente a lograr ese espacio fundamental que es la casa como espacio habitable, y eso depende de la palabra, de hablar con claridad y honestidad. Es un diálogo intelectual, el arquitecto debe conquistar más su lenguaje y a través de su lenguaje específico conquistar al cliente para que sepa que está en buenas manos”, dice Múnera.

En evolución constante

A pesar de la uniformidad que a veces producen las parcelaciones de casas unifamiliares, también hay exploraciones diferenciadoras que apuestan por diseños que conversan más con el entorno y buscan aprovechar los saberes ancestrales y las innovaciones tecnológicas. “Existe hoy una línea de trabajo de la arquitectura doméstica que tiene una relación muy fuerte con la naturaleza, donde el jardín es parte estructural de la casa. Se retoman tipos arquitectónicos que estaban presentes en la tradición, pero se llevan a lo contemporáneo, como pueden ser las variaciones de la casa patio o la casa pabellón, una casa lineal que se orienta en función del paisaje y proviene de la casa cafetera de montaña, una casa muy alargada con muchas ventanas y variaciones del corredor en los umbrales, lo que es un elemento muy importante en nuestra cultura. El umbral ha sido reinterpretado en una manera interesante como esos espacios intermedios, que no son totalmente internos o externos, en las terrazas, en los descubiertos, en los nichos. También ciertas técnicas en el manejo del ladrillo y de las piedras, que siempre han estado, pero ahora se encuentra en muros con nuevas expresiones», afirma Múnera.

Además del tiempo, los cambios en las formas de vida también hacen que la arquitectura evolucione, en este caso la pandemia establecerá nuevas necesidades, que ya se han visto en términos de mobiliario y materiales, pero que ahora empezarán a manifestarse en el diseño de los hogares. Para Múnera, “vamos a tener cambios en la forma en que accedemos a las viviendas. Posiblemente vamos a ver el surgimiento de los umbrales entre la puerta y el resto de la vivienda, espacios comunitarios antes de entrar”. También hubo cambios en la forma en que nos relacionamos y socializamos, por lo que la casa ha aumentado su valor para los seres humanos; ahora encontramos habitaciones que conforman universos personales y la recuperación del carácter ritual de la cocina. También se ha despertado el interés por las huertas, con la conciencia de reciclar y de hacer compost.

Las posibilidades son muchas y el camino es una evolución que no desconozca el pasado ni las experiencias que se generan alrededor de la vida humana, es decir, no olvidar la esencia de la arquitectura. Esto exige que los arquitectos recuperen su lenguaje específico y establezcan conversaciones a nivel intelectual con sus clientes, para ganar autoridad y así la libertad de crear obras significativas, que logren escapar de las modas y de las demandas económicas del mercado. Todavía hay espacio para la creación y la originalidad, y se puede ganar aún más.  

*Fotos: Casa Entremangos y Casa del Salmán. Arquitecto Luis Múnera.

Mies Van Der Rohe

«Si la inspiración es el momento previo a la creación, el detalle constructivo es lo que la hace posible». Post Views: 7

Conoce más

NUESTROS HORARIOS DE ATENCIÓn

Lunes a VIERNES 9:00 A.M. A 7:00 P.M.
Sábado de 9:00 a.m. a 6:00 p.m.

MEDELLÍN: MARCAS QUE REALIZAN APERTURA EN DOMINGO

Local: 200 – 202

Horario: 10:00 am – 3:00 pm

Tel: 277 29 57 – 277 35 87

Local: 122

Horario: 10:00 am – 2:00 pm

Tel: 312 444 04 22

Local: 125ABC

Horario: 10:00 am – 2:00 pm

Tel: 444 12 00 – 372 33 97

Local: 124

Horario: 10:00 am – 2:00 pm

Tel: 374 40 60 – 374 11 05

Local: 154

Horario: 10:00 am – 2:00 pm

Tel: 313 766 89 04

Local: 120 – 121

Horario: 10:00 am – 2:00 pm

Tel: 604 58 88 ext 4000 – 4020

Local: 126 – 127

Horario: 10:00 am – 4:00 pm

Tel: 281 81 15

Local: 118

Horario: 10:00 am – 4:00 pm