Medellín, Cra. 42 # 75 83 Autopista Sur, Itagüí | tel: (+4) 444 98 78 Cali, Calle 62 # 1N - 80 Al norte de Cali | tel: (+2) 387 76 30

COMUNIDAD IDEOLOGY

La ciencia de la luz como base de la arquitectura

El Escondido aprovecha todas las tecnologías renovables disponibles para ser el edificio más autónomo por metro cuadrado en términos de utilización de recursos de Cali.

La luz, el paisajismo y el clima son los elementos básicos de la arquitectura para Juan Manuel Echeverri Burckhardt. Más allá de ser arte y técnica, para él esta es una ciencia que debe considerar diferentes alternativas orientadas a mitigar el impacto climático.

En IDEOLOGY hablamos con el arquitecto caleño sobre su trabajo en el edificio El Escondido, nominado en la Bienal Panamericana de Arquitectura de Quito en 2018 en la categoría de Diseño arquitectónico. Un diálogo que nos permitió conocer sus impresiones acerca del futuro de la profesión y lo que significa mantener el legado familiar en la firma BYE arquitectos.

Hablemos sobre el edificio El Escondido, un desarrollo donde el paisajismo está presente en todas las relaciones espaciales debido al aprovechamiento de antejardines, patios, cubiertas, cerramientos, muros y la estructura misma. ¿Cómo fue el proceso en este desarrollo?

El contexto del sitio donde está desarrollado el edificio es una de esas zonas de vacío urbano, pero nos encontramos con un cliente con toda la disposición de hacer una inversión por la sostenibilidad. Se necesita tener esa visión porque desafortunadamente no es tan común. Además, fue un cliente con el que estuvimos sincronizados en todas las aproximaciones; una de ellas fue la paisajística y la urbanística, el edificio está aportando en los dos ámbitos porque por fuera tiene unos árboles de gran formato que le aportan sombra y ese verde tan necesario. También tenemos unos jardines interiores, fachadas como tamices, un patio interior en el centro que aporta en todo el concepto visual y climático. El aire circula libremente entre una fachada y otra, lo que garantiza que las condiciones de clima del edificio sean excepcionales.

Cuál es la mayor bondad o ventaja que ofrece el edificio para entrar en la consideración de premios y distinciones como la Bienal de Arquitectura de Quito?

Es un edificio construido en una estructura que está combinada entre concreto y metal, lo que permite ver la esencia de nuestra arquitectura que consiste en mostrar la naturaleza de cómo están hechas las obras. El Escondido aprovecha todas las tecnologías para que hoy sea considerado como el edificio más autónomo en términos de utilización de recursos por metro cuadrado en Cali. Tiene energía solar que genera un aporte de alrededor del 30 % de todo su consumo, se reciclan todas las aguas lluvias, cuenta con un sistema de filtrado que separa sólidos del agua y las aguas negras se tratan en una planta de tratamiento biológica. Entre el 10 y el 15 % del agua que consume este edificio es de la red de la ciudad, el resto es toda agua que recircula.

Además, es una arquitectura diseñada para generar la menor demanda de recursos al interior. Por ejemplo, los sistemas de aire acondicionado tienen que hacer el mínimo esfuerzo posible porque el área de trabajo en este edificio de oficinas está amortiguada y protegida de la radiación solar y del clima por unos jardines en sus dos fachadas; eso representa menos consumo de energía para tener los espacios frescos. Su impacto es importante, no solo a nivel ambiental, sino económico. Buscamos hacer proyectos sostenibles, pero el proyecto más sostenible es el que se reutiliza.

El Escondido está construido justo al lado de una casa declarada Bien de Interés Cultural. ¿Cómo se pensó el desarrollo de la obra para no afectar el entorno?

Le hace un gesto de reverencia, se empata volumétricamente y respeta su escala. Genera eso que es tan importante en las ciudades que es la continuidad del frente urbano. Incluso tiene un gesto simbólico y es que, entre comillas, se toma uno de los vanos de las ventanas y las rejas de la casa para replicarlo como si fuera un vestigio de lo que alguna vez debió haber pasado en el lote vecino.

¿Cuáles son los elementos que considera imprescindibles en la arquitectura?

Primero que nada la luz. En mi concepto la arquitectura se trata de la ciencia de la luz, cómo convivimos con ella, cómo la manejamos, cómo la capturamos, cómo la conducimos, cómo la atrapamos, cómo la contenemos. Soy un absoluto convencido de que la luz es la esencia de la arquitectura. A partir de ese principio ya vienen temas como el contexto urbano cuando estamos hablando de un proyecto dentro de la ciudad. El clima también es fundamental; entenderlo para que el proyecto forme parte de esa comprensión y concepción del paisaje, hacer que el proyecto se configure como parte de lo que ya existe, en vez de entrar a romper y protagonizar un impacto que tiene que ver más con el tema de la contaminación que los seres humanos le estamos produciendo al planeta.

La contaminación no solamente es del plástico, de los gases tóxicos o la producción del co2, la contaminación también tiene que ver con la arquitectura. En la medida en que un proyecto sea lo más respetuoso de su contexto,  va a tener el menor impacto posible en el planeta.

La arquitectura en sí es un desarrollo que cumple varios procesos, unos creativos, otros de planeación, otros de ejecución. Entre estos, ¿cuál es el que más le gusta?

Definitivamente el creativo. Yo sí creo que los arquitectos tenemos una condición y es que nuestra formación es muy integral desde el punto de vista que siendo una humanidad también terminamos siendo una ciencia (…) Sin embargo, en mi caso la parte creativa es la parte que más me apasiona, la que más me divierte, con la que me siento más satisfecho. Dentro de esa parte creativa tenemos otro aspecto importante que no está relacionado solamente con el diseño sino también con la estructuración de proyectos y negocios inmobiliarios porque también tienen mucho que ver con la parte creativa, es decir, no es solamente la arquitectura por encargo, sino la arquitectura por promoción de iniciativas propias con proyectos que generen innovación o cambien la forma de ver las cosas.

Ya hablamos de la importancia de la luz ¿Cuáles son sus materiales preferidos para trabajar?, ¿cuál es el sello que busca dejar en cada obra?

El manejo de la luz también está directamente relacionado con el tipo de material, hablando de la apariencia de los espacios y de los volúmenes (…) Como la arquitectura que nosotros hacemos es una arquitectura totalmente franca, lo que buscamos siempre es que el edificio muestre literalmente cómo está hecho y construido.

Muchas veces los elementos técnicos de las edificaciones que tienen que ver con las instalaciones, entran a formar parte de eso y de alguna forma los acabados casi siempre buscan ser los más francos y naturales posibles, en el sentido en el que no sean acabados que disimulen o tapen lo que hay detrás de lo que se está viendo. Entonces si el edificio es una estructura en concreto, seguramente en nuestros proyectos se verá la estructura de concreto. Estamos enfocados en diseños más sostenibles desde el punto de vista ambiental y desde el punto de vista económico (…) Hacemos arquitectura franca, arquitectura desnuda. No vestimos las construcciones sino que las mostramos tal cual como son y hacemos que nuestra arquitectura en esencia sea eso y ahí el juicio del detalle de cómo hacer para que todos esos componentes terminen siendo una composición armoniosa ante los ojos y el disfrute de los que lo habitan o lo transitan.

¿Cuáles considera que son los retos para los arquitectos en la actualidad y en qué se debe enfocar la preparación de los nuevos arquitectos?

Indudablemente el cambio climático. Está demostrado, matemática y científicamente, que es la actividad humana que más genera impacto en el cambio climático. La responsabilidad que tenemos los arquitectos y todos los profesionales que estamos relacionados con el tema de la construcción en el cuidado del planeta es enorme. No somos del todo conscientes de eso y la formación de los futuros arquitectos en las aulas tampoco está enfocada en ese sentido. Es probable que muchos arquitectos no alcancen a hacer lo que quieren hacer porque los recursos cada día son más escasos debido a la crisis del planeta. ¿Qué es lo que estamos aprendiendo y cómo lo estamos aprendiendo?, son preguntas pertinentes que nos tenemos que hacer.

Es increíble que hoy por hoy todavía el gremio de la construcción genere tanto impacto y no se presenten reflexiones que inviten a decir: «alto aquí, ya no vamos más así. O cambiamos o no lo podemos hacer». Cada metro cuadrado que reciclamos es el que menos impacto le va a generar al planeta. Esa es una cultura sobre la que es muy importante que empecemos a trabajar, primero desde las políticas de fomento y de aprovechamiento de esas estructuras que aparentemente son obsoletas, pero que tienen un inmenso potencial de ser aprovechadas; tal es el caso de los centros urbanos de las ciudades, inmuebles desocupados convertidos en huecos negros. Lo mejor sería recuperarlos debido a que hay una cantidad de metros cuadrados sobre los cuales ya se hizo una inversión no solo económica, sino ecológica importante y demolerlos para hacer cosas nuevas es un desprecio total a un recurso disponible. La construcción que menos impacto le genera al planeta es la que se recicla, la que se reutiliza, a la que se le da una nueva visión, un nuevo aire.

¿Cómo fue crecer en una familia de arquitectos y cómo es mantener ese legado?

Fue una influencia definitiva. De hecho también marcó a mi hermana pues nosotros somos tres hermanos y dos resultamos arquitectos. Crecimos en una casa diseñada por ellos y ahí recibimos ese impacto de movernos y desarrollarnos en unos espacios con un manejo de la luz y el clima especial. Una casa completamente conectada con el entorno que finalmente fue un factor determinante en lo que hoy soy como persona y, totalmente seguro, en lo que soy como profesional.

Mantener el legado no ha sido sencillo y es exactamente la idea. Mi madre, Elly Burckhardt, sigue teniendo alguna participación activa en la firma; actualmente es la presidenta regional de la Sociedad Colombiana de Arquitectos, o sea que aunque tiene 86 años, es una persona que sigue plenamente activa desde el punto de vista intelectual y profesional. Ha sido un legado muy importante desde el punto de vista de lo que han significado mis padres, ellos han sido personas muy queridas en la plaza y desde el punto de vista profesional han dejado un legado importante.

FOTOS: Edificio El Escondido. Cortesía: Juan Antonio Monsalve

Santiago Gil

“En el mobiliario encuentro dicha, dicha de sentirme identificado, dicha de dar sentido, dicha de llenar de pasión un espacio” Post Views:…

Conoce más

NUESTROS HORARIOS DE ATENCIÓn

Lunes a VIERNES 9:00 A.M. A 7:00 P.M.
Sábado de 9:00 a.m. a 6:00 p.m.

MEDELLÍN: MARCAS QUE REALIZAN APERTURA EN DOMINGO

Local: 200 – 202

Horario: 10:00 am – 3:00 pm

Tel: 277 29 57 – 277 35 87

Local: 122

Horario: 10:00 am – 2:00 pm

Tel: 312 444 04 22

Local: 125ABC

Horario: 10:00 am – 2:00 pm

Tel: 444 12 00 – 372 33 97

Local: 124

Horario: 10:00 am – 2:00 pm

Tel: 374 40 60 – 374 11 05

Local: 154

Horario: 10:00 am – 2:00 pm

Tel: 313 766 89 04

Local: 120 – 121

Horario: 10:00 am – 2:00 pm

Tel: 604 58 88 ext 4000 – 4020

Local: 126 – 127

Horario: 10:00 am – 4:00 pm

Tel: 281 81 15

Local: 118

Horario: 10:00 am – 4:00 pm