Medellín, Cra. 42 # 75 83 Autopista Sur, Itagüí | tel: (+4) 444 98 78 Cali, Calle 62 # 1N - 80 Al norte de Cali | tel: (+2) 387 76 30

COMUNIDAD IDEOLOGY

Ingeniería civil para construir, no para competir

En el mes del ingeniero civil abordamos con dos expertos en el tema los principales retos y logros de este gremio en la planificación de ciudades sostenibles y saludables en la era post covid.

Tanto en la academia como en las obras civiles la pandemia aceleró algunos procesos y generó cambios en el sector. El teletrabajo, las clases virtuales y las reuniones en línea se volvieron parte de la cotidianidad no solo de los ingenieros en formación si no de todas las áreas productivas. Y aunque cambiaron ciertos conceptos y sus aplicaciones en las diferentes áreas del conocimiento, la esencia de este gremio sigue enfocada en satisfacer las necesidades de la población y mejorar las condiciones de vida con un manejo racional del entorno.

 «Vamos a vivir permanentemente conectados en redes académicas, sociales, profesionales, científicas y nuestra preparación debe ser en ese sentido. El aprendizaje y manejo de herramientas digitales. La autogestión del conocimiento y el pensamiento crítico para poder identificar fuentes confiables de información y versiones objetivas de la realidad. Esto nos ha transformado a todos, no solo a los nuevos ingenieros», explica Johannio Marulanda Casas, decano de la facultad de ingeniería de la Universidad del Valle.

Desde la academia la responsabilidad se basa en la actualización constante del conocimiento no solo a través de programas de formación continua, sino con especializaciones, maestrías y doctorados. Por su parte, desde el ámbito laboral se deben brindar espacios para fomentar nuevos desarrollos. Así lo destaca Enrique Posada Restrepo, presidente de la Sociedad Antioqueña de Ingenieros y Arquitectos (SAI). «Siempre tratamos de alentar presentaciones de casos de ingeniería para resolver problemas cotidianos, así ocurrió con el Coronavirus. Apoyamos diferentes proyectos como las camas con volteo automático o las iniciativas de los respiradores propuestos por las universidades y el sector privado, pero no fueron bien acogidas o no recibieron el suficiente apoyo. El conocimiento del ingeniero debe estar presente en todos los niveles de la sociedad».

La ingeniería y su impacto en la actualidad

Luego de un año y medio lleno de cambios, el gremio ha tenido grandes desafíos para continuar con sus procesos. Posada destaca cómo la ingeniería civil respondió ante la crisis para jalonar la economía nacional cuando reinaba la incertidumbre. «Respondimos ante la necesidad de tener protocolos de bioseguridad y ser capaces de reactivar nuevamente la economía. Fue muy interesante la forma en que reaccionaron a las diferentes obras que se están desarrollando. Se diseñaron métodos para que la gente pudiera trabajar con seguridad y realmente no tuvimos tantos daños porque empezaron rápido a reactivarse. Nos quedó una experiencia de ingeniería sobre cómo se trabajan los aislamientos, los contactos, la información y la estadística para minimizar este tipo de problemas«, precisa.

Sin embargo, el presidente de la SAI entiende que el papel de la ingeniería civil en la sociedad no se debe considerar a partir del covid, sino como una herramienta fundamental para solucionar una problemática nacional que viene desde hace muchos años y se refleja en las situaciones de hacinamiento, la inestabilidad de terrenos, el desempleo, la falta de oportunidades, el desplazamiento y la informalidad. «El ideal son ciudades sostenibles, más amigables, que se basen en el transporte eléctrico, buenas comunicaciones, en espacios verdes, con más acceso a parques, zonas públicas y espacios donde se pueda disfrutar del arte y el ocio. Pero debemos pensar en soluciones, no solo esperar al gobierno, soluciones enfocadas en proyectos, empleo, empresas, buenas prácticas, buena planeación, buenos diseños y mucho trabajo».

El reto: incorporar tecnología avanzada

De acuerdo con el decano de la Universidad del Valle, la ingeniería civil en Colombia ha tardado mucho en incorporar tecnología avanzada para la automatización de procesos, el monitoreo y control de la infraestructura. Para él, los retos están en la investigación, en el desarrollo tecnológico y en la transferencia de conocimiento para mejorar la resiliencia de nuestra infraestructura. «Un ejemplo muy actual es la incorporación de tecnología de fabricación digital para las construcciones civiles. Me refiero a la impresión tridimensional, por ejemplo de estructuras, que es una realidad mundial y nosotros debemos incorporar esto en nuestras perspectivas de desarrollo tecnológico propio. Además de la fabricación digital también está la incorporación de algo que se llama el monitoreo de salud estructural para el seguimiento de la integridad de nuestras estructuras que termina mejorando la seguridad de los usuarios y de este patrimonio».

La falta de inversión destinada a las investigaciones y desarrollos tecnológicos, sumada poca formación de alto nivel de ingenieros a nivel doctoral, son dos razones para comprender el contexto nacional. Por eso Marulanda considera que «seguimos siendo conservadores con la práctica de la ingeniería en general en la incorporación de tecnología avanzada».

La ingeniería para apoyar el desarrollo cotidiano

Ambos coinciden en que la ingeniería en general, no solo la civil, debe ser tenida en cuenta en todos los ámbitos de la cotidianidad. Para contextualizar mejor, Posada indica que un error que se cometió durante la pandemia fue solo considerar proyecciones hechas por epidemiólogos, cuando varias áreas del conocimiento podían participar. «Hemos notado en todo este periodo que ha dominado la opinión de la gente de las ciencias de la salud y se han tomado decisiones muy complejas ante el miedo. Este sector naturalmente trata de proteger la salud y dispone medidas fuertes, pero ellos no necesariamente caen en cuenta de los riesgos de estas medidas en otros aspectos ni consideran otras variables. Se adoptaron medidas drásticas cuando no se tuvo suficiente intervención de las otras partes del conocimiento, la ingeniería por ejemplo, para ayudar a tomar decisiones más equilibradas. Esto se debe a que el mundo está separado en fracciones, entonces los ingenieros están aparte de las otras cosas y no debe ser así. Los ingenieros deben participar más”.

Al respecto, el también investigador activo y decano universitario precisa que es necesario enfocarnos hacia la multidisciplinariedad y la interdisciplinariedad. «En la ingeniería civil tenemos la tarea de construir y desarrollar tecnología, hospitales, clínicas que serán utilizados por el personal del sector salud. Debemos entender esas necesidades y de la otra parte deben entender las restricciones que aparecen desde nuestro campo de acción».

NUESTROS HORARIOS DE ATENCIÓn

Lunes a VIERNES 9:00 A.M. A 7:00 P.M.
Sábado de 9:00 a.m. a 6:00 p.m.

MEDELLÍN: MARCAS QUE REALIZAN APERTURA EN DOMINGO

Local: 200 – 202

Horario: 10:00 am – 3:00 pm

Tel: 277 29 57 – 277 35 87

Local: 122

Horario: 10:00 am – 2:00 pm

Tel: 312 444 04 22

Local: 125ABC

Horario: 10:00 am – 2:00 pm

Tel: 444 12 00 – 372 33 97

Local: 124

Horario: 10:00 am – 2:00 pm

Tel: 374 40 60 – 374 11 05

Local: 154

Horario: 10:00 am – 2:00 pm

Tel: 313 766 89 04

Local: 120 – 121

Horario: 10:00 am – 2:00 pm

Tel: 604 58 88 ext 4000 – 4020

Local: 126 – 127

Horario: 10:00 am – 4:00 pm

Tel: 281 81 15

Local: 118

Horario: 10:00 am – 4:00 pm