Medellín, Cra. 42 # 75 83 Autopista Sur, Itagüí | tel: (+4) 444 98 78 Cali, Calle 62 # 1N - 80 Al norte de Cali | tel: (+2) 387 76 30

COMUNIDAD IDEOLOGY

Casa Tejida: habitar el campo sin perturbar su esencia

El reto de los arquitectos que construyen para población urbana en el campo es no permitir que los nuevos proyectos dañen el entorno que tanto se quiere disfrutar. La propuesta de Casa Tejida es una idea preciosa.

Santiago Pradilla Hosie ha colaborado con el colectivo de origen español Zuloark desde hace más de diez años, cuando siendo profesor de la Pontificia Universidad Javeriana en Bogotá, los invitó para que aportaran su experiencia en el trabajo con inteligencias colectivas para crear estructuras comunitarias, en un proyecto arquitectónico que estaba haciendo con el grupo PEI, conformado por profesores y estudiantes de Arquitectura y Diseño de esa universidad. El resultado fue la Red de Infraestructura Cultural Comunitaria Palomino 2013 y muchos otros proyectos, seminarios y conversaciones que han alimentado su quehacer desde ese entonces.

Así cuando a Santiago le llegó la solicitud de hacer una casa de descanso familiar en la vereda Fical de Nocaima, Cundinamarca, cerca de una plantación de café y un bosque de niebla, pensó en Zuloark para encontrar el lenguaje que definiera la forma más apropiada de habitar el campo para personas que migran de la ciudad, un fenómeno cada vez más fuerte, sobre todo con la experiencia de la pandemia. “Coincidimos en un montón de reflexiones sobre cómo trabajar en la ruralidad, sobre cómo trabajar con comunidades, cómo el arquitecto puede también ser parte de la construcción de la casa literalmente. Hemos trabajado con varias comunidades por todo el país y ahora que la pandemia tiene a Colombia un poco en vilo, todo el mundo se quiere ir al campo, todo el mundo está aburrido de estar en la ciudad confinada, pero nos cuesta mucho entender el campo. El campo no se debe vivir como una ciudad con paisaje bonito, es distinto, nos interesa motivar a la gente a que cuando construya piense distinto la arquitectura, los usos del suelo, que realmente esté dispuesto a cambiar el chip, porque la idea no es urbanizar el campo sino vivirlo a su estilo, y tratar de potenciar lo que le aporta uno al contexto, el paisaje y a la comunidad local”, explica Pradilla, quien ha sido seleccionado para representar a Colombia en la Bienal de Arquitectura Latinoamericana 2021.

Casa Tejida © Federico Cairoli

Un deseo que se adapta

Para el proyecto que dio origen a Casa Tejida, la solicitud del cliente era una casa campestre con tres habitaciones, cada una con su baño, una cocina amplia porque a la familia le gusta mucho cocinar y una zona social que les permitiera disfrutar del espacio juntos. Los arquitectos resolvieron las solicitudes, pero no a la manera tradicional. No querían construir demasiado y preferían que los materiales de la casa y su forma tuviera más diálogo con el entorno. En vez de un cubo blanco que rompiera con la montaña, crearon una casa que tiene la madera y el tejido en mimbre como materiales principales. Se apoya en la ladera, en vez de modificarla por completo, y está compuesta por un espacio abierto, sin puertas, que hace que cada una de las áreas sea tan amplia como toda la casa, cuando se está en ella. “El diálogo con los propietarios fue muy bonito, empezamos diciéndoles que nos dejaran hacer una casa sin luz eléctrica, pero no fue posible, entonces redujimos las áreas de la casa al punto en que tiene tres habitaciones, dos arriba y una abajo, pero no hay una sola habitación realmente, no hay una puerta. Estamos retando las formas de habitar, por ejemplo, que sea rico sentarse en el suelo, de pronto hay mucha gente a la que no le suena, pero se trata de retarlos a encontrar otras formas de habitar el espacio”, cuenta Pradilla. Aunque Casa Tejida no tiene muchos metros construidos, es tan amplia como se quiera. Primero por el sistema de dobles alturas y segundo por las puertas tejidas que reemplazan las paredes. “Estás como fuera y dentro a la vez, abres las puertas y tienes esa sensación maravillosa. Es una bonita experiencia porque cuando estoy usando todos los espacios al mismo tiempo se ven como espacios diferentes y gigantes, es bastante mágico”, dice Juan Chacón, arquitecto en Zuloark.

Casa Tejida © Federico Cairoli

Lo global y lo local

La propuesta de los arquitectos no se queda solamente en retar las formas tradicionales de habitar el espacio y tratar de construir de forma diferente en el campo, también hace una apuesta firme por los materiales y el talento local, que permita a los proveedores y artesanos prestar incluso nuevos servicios. Como fue el caso de Doña María, una artesana que fabricaba muebles tejidos y que terminó haciendo las puertas que componen la casa, amplió su portafolio de servicios, adquirió una experiencia nueva y luego pudo visitar la casa para ver los frutos de su trabajo. Buscar en lo local no solo ayuda a disminuir la huella de carbono porque se necesita menos combustible para el transporte de los materiales, sino que retribuye directamente al crecimiento de las comunidades circundantes, que finalmente también hacen parte del campo en el que está situado la casa.

Pero esos límites materiales no significan que las ideas también deban restringirse, por el contrario, estas se estimulan. “Hemos estudiado a profundidad la arquitectura palafítica vernácula colombiana, pero también hubo otros aprendizajes a los que recurrimos para resolver diferentes necesidades. Por ejemplo, queríamos quitar unos pilares para abrir un espacio y usamos un concepto de la arquitectura vernácula de la Sierra Nevada de Santa Marta. También hay grandes lecciones de la arquitectura japonesa, de Nocaima y el ensamblaje suizo. Eso también es muy poderoso”, explica Pradilla. “Son tecnologías simples, pero ideas muy sofisticadas”.

Para Pradilla los arquitectos no deberían cobrar más entre más costosos sean sus proyectos sino por la capacidad de simplificar y reducir, ser sutiles y coherentes con el lugar, lo que finalmente produce un cambio positivo en las formas de pensar, no solo de los colegas, sino de la sociedad en general.

La ilustración arquitectónica, sea profesional o aficionada, da otra perspectiva de los espacios. Post Views: 0

Conoce más

NUESTROS HORARIOS DE ATENCIÓn

Lunes a VIERNES 9:00 A.M. A 7:00 P.M.
Sábado de 9:00 a.m. a 6:00 p.m.

MEDELLÍN: MARCAS QUE REALIZAN APERTURA EN DOMINGO

Local: 200 – 202

Horario: 10:00 am – 3:00 pm

Tel: 277 29 57 – 277 35 87

Local: 122

Horario: 10:00 am – 2:00 pm

Tel: 312 444 04 22

Local: 125ABC

Horario: 10:00 am – 2:00 pm

Tel: 444 12 00 – 372 33 97

Local: 124

Horario: 10:00 am – 2:00 pm

Tel: 374 40 60 – 374 11 05

Local: 154

Horario: 10:00 am – 2:00 pm

Tel: 313 766 89 04

Local: 120 – 121

Horario: 10:00 am – 2:00 pm

Tel: 604 58 88 ext 4000 – 4020

Local: 126 – 127

Horario: 10:00 am – 4:00 pm

Tel: 281 81 15

Local: 118

Horario: 10:00 am – 4:00 pm