Si bien vintage no es un término reconocido por la Real Academia Española (RAE), en nuestro idioma esta palabra se utiliza para designar a los objetos antiguos (no viejos) que, por su valor estético, decidimos rescatar. Quién iba a decir a nuestras abuelas que buena parte de sus ajuares se convertiría, con el paso del tiempo, en piezas de última moda.

Muebles, joyas, complementos e, incluso, utensilios de cocina de antaño son tendencia en decoración. Con ellos, los ambientes ganan un encantador aire nostálgico difícil, por no decir imposible, de lograr con piezas actuales. Es cierto que ahora es posible adquirir objetos que reproducen o imitan la estética de otra época, pero no son vintageauténtico sino retro.

escritorio_rustico

Una mesa de cocina antigua, de madera envejecida, te ayudará a recrear una decoración de estilo rústico. Utilízala como consola o mesa de trabajo y no descartes aprovecharla como expositor de todos esos hallazgos o tesoros heredados.

complementos_rustico

Una humilde cesta de rejilla, que en su día se utilizó para almacenar huevos o verduras, resulta igual de práctica para guardar desde papeles y bobinas de hilo hasta mandos a distancia ¿por qué no? Todo depende de dónde se coloque. El velador, la jarrita y el armario de madera envejecida refuerzan el estilo vintage de la decoración de este ambiente.

complementos_cocina_rustico

Los moldes de silicona, económicos, versátiles y fáciles de desencofrar, han relegado al fondo de un armario a los tradicionales moldes y flaneras de aluminio y otros metales. Recupéralos, dale una segunda oportunidad: pintados en blanco con pintura en ‘spray’, como los de esta foto, pueden convertirse en improvisados jarrones o centros de mesa. ¡Qué orgullosas estarán nuestras abuelas! Vía: Period Living.

Fuente: https://decoratrix.com/como-dar-un-toque-vintage-a-la-decoracion