El interior de cada hogar siempre es algo especial. A veces se tardan años en lograr crear un ambiente acogedor. Sin embargo, a pesar de que todos aportamos algo único a nuestro hogar, existen reglas básicas de armonía que es mejor seguir.

10. Un concepto bien pensado

1

Antes de empezar a decorar tu hogar, es importante pensar en el concepto general del diseño. Es muy cómodo hacerlo usando un collage abstracto que refleje los colores, el estilo, las formas y las texturas de tu futuro interior. Gracias a un concepto bien pensado se vuelve claro qué tipo de muebles elegir y qué cosas deberías evitar.

9. Gama de colores

2

Es preferible usar no más de 4 o 5 colores, 3 o 4 de los cuales serán neutrales. Además, cuanto más color hay en el interior, menos intenso debe ser. Los colores brillantes estimulan el sistema nervioso: muchas veces se usan en el diseño de restaurantes y clubes. Para un hogar, la solución perfecta sería usar colores intensos sólo para acentuar algunas partes de la habitación.

8. Fondo neutral

3

A la hora de elegir decoración y muebles, es muy importante no olvidar “los espacios vacíos”. Las paredes pintadas de un color neutral resaltarán la belleza de los accesorios coloridos y dejarán que tu vista descanse.

7. Centro de composición

4

Al ubicar muebles al lado de la pared, conseguimos mucho espacio en el centro de la habitación. Esta solución es perfecta para los espacios pequeños. Si tu habitación es muy espaciosa, sería mejor colocar muebles por zonas. Así el cuarto se verá más acogedor y dinámico.

6. Zonas bien distribuidas

5

Separar un cuarto en zonas ayuda a crear comodidad y la sensación de mayor movilidad del espacio. Usa telas, estanterías o pantallas para separar el área de comer del dormitorio.

5. Decoración excesiva

6

Preferentemente no satures tu hogar con objetos decorativos. Deshazte de los accesorios excesivos para ampliar visualmente el espacio y dejar que “respire”. Es importante dejar sólo las cosas que de verdad son útiles y bonitas: una lámpara con estilo, un par de fotos o figuritas y una frazada colorida.

4. Textil

7

Muchas personas les dicen “no” a los cojines y tapetes por cuestiones prácticas. Pero no usar estos elementos le quita comodidad al cuarto. En lo ideal, usa tanto tapetes como cortinas y cojines.

3. Iluminación local

8

Las lámparas de mesa, de pared o de piso también ayudan a crear más comodidad. Además, si no piensas bien en la iluminación del cuarto, se vuelve menos cómodo: no podrás leer o trabajar en el lugar que más te guste.

2. Al nivel de los ojos

9

Las pinturas y los pósters se deben colgar al nivel de los ojos. Cuando se ubican más alto o más bajo de lo normal, se crea la sensación de desequilibrio en el interior.

1. Desorden donde no lo hay

10

Almacenar objetos pequeños en cajas decorativas o canastas te ayudará a combatir el desorden. Al mismo tiempo, este tipo de recipientes puede decorar tu hogar. Esto es especialmente útil para el cuarto de baño o el pasillo.

Fuentes: https://genial.guru/