Todo el mundo está acostumbrado a tomar por regla que hay que comprar sillas y mesas del mismo juego o intentar que sean del mismo color al menos. O que la cama debería formar un juego con el resto de los muebles de tu dormitorio.

Pero ahora puedes olvidarte de esto para siempre. compartimos contigo las reglas que sí puedes romper.

10. Sofá y sillones iguales

1Desde hace mucho tiempo la gente cree que los muebles se deben comprar en conjunto: el sofá a juego con los sillones y viceversa. Ya no es una obligación que lo hagas: puedes comprar otros sillones, siempre y cuando combinen con algún otro detalle de tu interior.

9. Dormitorio

2

No necesariamente tienes que comprar una recámara completa, puedes incluso decirles no a los burós al lado de la cama y colocar en su lugar unas mesitas simpáticas.

8. Las paredes blancas son de hospitales

3

Sí, las paredes pueden ser blancas y no se verá como si fuera un hospital si seleccionas y colocas bien los acentos y no saturas la habitación de objetos blancos. Si pones bien los acentos de color, tu interior se verá muy sutil.

7. Los muebles a lo largo de las ventanas

4

Se cree que de esta manera dejas más espacio en tu habitación. Si tienes una habitación pequeña, no hay muchas opciones que digamos. Pero si, por ejemplo, es mayor a 18 metros cuadrados, puedes dejar este estereotipo en el pasado.

6. Baldosa aburrida para el baño

5Con esta selección de materiales para el baño, puedes por fin decirle adiós a la baldosa cerámica. Ahora puedes conseguir azulejos que imitan piedra, concreto o madera.

5. Mesa y sillas iguales

6Puedes variar el interior de la cocina comprando mesas y sillas de colecciones diferentes. Combina, experimenta y no temas a nada.

4. Muebles voluminosos

7

Los apoyabrazos y respaldos voluminosos de sillones desde hace tiempo se han cambiado por formas más sencillas y humildes. A la hora de elegir tus muebles, básate en esta regla: cuanto menor sea el espacio de tu sala, más compactos deben ser tus sillones y mesa.

3. La recámara infantil debe estar muy colorida

8

El interior del cuarto infantil puede ser bastante tranquilo, sin colores llamativos: en este ambiente el niño desarrolla mucha creatividad e imaginación. El color se agrega mediante juguetes, pósters y dibujos de diferente tipo.

2. El concreto es un material demasiado rudo

9

Hoy en día existen muchas opciones de cómo usar el concreto en el interior. Y se ve genial en el estilo moderno. Otra gran ventaja es que es resistente a la humedad, así que lo puedes usar en el baño.

1. Cortinas de tul

10No las evites por completo, aunque hay veces que es mejor no usarlas. Por ejemplo, las habitaciones pequeñas con alféizares grandes sin tul se verán más grandes de lo que son en realidad.

Fuente: genial.guru